World Mosquito Program Colombia

World Mosquito Program
El World Mosquito Program es una iniciativa sin ánimo que trabaja para proteger a las comunidades de las enfermedades transmitidas por mosquitos como el  dengue, Zika y chikungunya Hace parte de una colaboración internacional dirigida por la Universidad de Monash, Australia y liderada en Colombia por el PECET -Programa de Estudio y Control de Enfermedades Tropicales- de la Universidad de Antioquia. 


¿En qué consiste? 

Esta iniciativa busca reemplazar las poblaciones de mosquitos Aedes aegypti silvestres, que transmiten los virus Dengue, Zika y Chikungunya, por Aedes aegypti portadores de la bacteria Wolbachia, que no los pueden trasmitir. Esto se logra a través de liberaciones controladas de mosquitos cultivados en el laboratorio que tienen la bacteria. Una vez liberados en las calles, estos mosquitos se aparean con los mosquitos locales, transmiten la Wolbachia a sus descendientes y así, de generación en generación, hasta que la mayoría de los mosquitos tengan la bacteria y se controle la transmisión de los virus a las personas.   


La Wolbachia
Es una bacteria que vive de forma natural en el 60% de los insectos del planeta (incluidos los que tienen presencia en Colombia) y pasa de generación en generación a través de sus huevos. Solo infecta células de insectos por lo que no representa ningún riesgo para las personas, los animales y el ambiente.

Estudios en el laboratorio
Investigadores en Australia, lograron transferir la bacteria Wolbachia de la mosca de las frutas a huevos de mosquitos Aedes aegypti. Al emerger, el mosquito adulto conserva la bacteria y luego al copular con otros mosquitos la bacteria pasa a las nuevas generaciones. Posteriormente demostraron que cuando el Aedes tiene la bacteria impide a los virus replicarse e invadir las glándulas salivales y por lo tanto, transmitirlos a las personas. Comprobaron también, que la bacteria sólo puede ser transmitida entre los mosquitos en el momento de la reproducción o cópula, por lo que las nuevas generaciones nacen con la Wolbachia.

Estudios en campo

Las evidencias internacionales muestran que en Cairns y Towsnville, dos ciudades en Australia, donde se liberaron mosquitos con Wolbachia hace más de 8 años no se han presentado casos autóctonos de dengue y la incidencia de la enfermedad disminuyó en un 95 y 96%, respectivamente.  Así mismo, en ciudades como Niteroi y Río de Janeiro, donde fue el mismo Ministerio de Salud quien adoptó la implementación de esta alternativa como método complementario de sus programas de prevención y control, la incidencia del dengue ha disminuido en cerca del 80% y el 45% respectivamente con poco más de un año de haber terminado las liberaciones. 

También lo demuestran la ciudad de  Yogyakarta, Indonesia donde se observa una reducción de la incidencia de la enfermedad en un 76%.

 
Cuantificación del impacto

La implementación del uso de la Wolbachia, como alternativa de control permitirá la reducción de la mortalidad y morbilidad, causada por los virus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti.

Asimismo, permitirá la disminución de las consultas, hospitalización, medicamentos, y pruebas de laboratorio para el sistema de salud lo que se reflejará en el mejoramiento de la capacidad de atención para otras problemáticas de salud pública.  El sector productivo dejará de verse afectado por los costos indirectos de la enfermedad como las incapacidades y los reemplazos laborales. A su vez, habrá un mejoramiento en la calidad de vida de los habitantes, al no afectarse sus financias personales por la pérdida de salario, el pago de un cuidador o los gastos en los que incurre por causa de la enfermedad. 


Sostenibilidad, replicabilidad, impacto ambiental y social
El control biológico basado en la bacteria Wolbachia es autosostenible.  A diferencia de otros métodos de prevención como el uso de insecticidas o la liberación de mosquitos transgénicos, no requiere de aplicaciones repetidas puesto que después de liberados y establecida la Wolbachia entre los mosquitos locales, la bacteria seguirá estando presente indefinidamente en las nuevas generaciones de insectos, por ello el control biológico con Wolbachia es la medida de control más económica que existe. 

Es amigable con el medio ambiente toda vez que no se altera el ecosistema pues no se está introduciendo una especie foránea ni de mosquitos Aedes, ni de la bacteria, a diferencia de los insecticidas, no afecta otros insectos benéficos y no representa ningún peligro para los humanos, demás seres vivos, o para el ambiente. Solo impide la replicación de los virus.